Choose language / Elija su lenguaje

Español English

Las plantas endémicas de Chile

Hábitat: Oasis de niebla

Ubicados en las partes altas del farellón y en la cordillera costera, extendiéndose a lo largo de la costa del norte de Chile, se encuentran áreas relictas conocidas como “oasis de niebla”. En esta zona, el aire frío cargado de humedad queda atrapado bajo una capa de aire cálido arriba; en consecuencia, un banco de nubes estratocúmulo se desarrolla entre 300 y 1200 m sobre el nivel del mar, convirtiéndose en niebla cuando el relieve intercepta las gotas de la nube. Este suministro casi constante de agua sustenta islas únicas de vegetación en un océano de desierto hiper a semiárido, lo que lleva a niveles muy altos de endemismo de especies. Normalmente, los bancos de niebla (conocidos como camanchaca) alcanzan y envuelven pequeñas montañas o empinadas laderas costeras que están orientadas al sur o suroeste; formaciones similares se extienden hacia el norte hasta Perú, donde se las conoce como “lomas”. Estas formaciones tienen dos estaciones, una estación seca y una estación húmeda (principalmente entre julio y noviembre) con un ciclo diario característico, en donde la niebla proporciona la humedad que tanto se necesita. Sin embargo, durante los eventos de El Niño, ocurren altas precipitaciones durante el invierno austral, lo que resulta en el desarrollo de vegetación, especialmente de hierbas efímeras, y la reposición del banco de semillas del suelo. En Chile, las formaciones de oasis de niebla se encuentran dispersas desde el Cerro Camaraca (cerca de Arica) hasta el Parque Nacional Llanos de Challe (al norte de Huasco).

Taxones endémicos en Oasis de niebla