Las plantas endémicas de Chile

Choose language / Elija su lenguaje

Español English

Hábitat

Desierto florido

El desierto florido en el desierto de Atacama es generalmente provocado por el fenómeno climático conocido como El Niño / Oscilación del Sur (ENSO). Durante un evento de El Niño, las aguas superficiales más cálidas del Océano Pacífico se encuentran frente a la costa del noroeste de América del Sur. Esto puede provocar un aumento de la evaporación y, por lo tanto, una precipitación superior al promedio. La extensión del fenómeno a lo largo de la costa del Pacífico puede variar considerablemente. Por ejemplo, en Chile, fuertes eventos de desierto florido se extienden por la costa y el interior desde la frontera norte con Perú, hasta la región de Valparaíso, donde imperan condiciones semiáridas. Sin embargo, tales eventos tan extensos son relativamente raros; el último ocurrió en 2015 y antes de esto en 1997. En contraste, los eventos menos fuertes, que se limitan a las áreas costeras en el sur de la Región de Atacama hasta Coquimbo, en los últimos 30 años han dado lugar a eventos de floración en 1991, 1992, 1997-98, 2002-03, 2004-05, 2011, 2015 y 2017. El fenómeno del desierto florido suele tener lugar entre septiembre y noviembre, cuando las anuales y geófitas surgen de los paisajes aparentemente desprovistos de vida. La mayoría de las especies son perennes anuales o de vida corta. La floración alcanza su punto máximo aproximadamente dos meses después de la lluvia y, en algunas especies, puede continuar en parte del período seco. Las lluvias excesivas pueden limitar la floración debido a inundaciones que arrastran las semillas del suelo en escurrimientos esporádicos de agua al mar.

Taxones endémicos en Desierto florido