Las plantas endémicas de Chile

Choose language / Elija su lenguaje

Español English

Hábitat

Desierto hiperárido

Este hábitat extremo se ubica entre la costa y la cordillera de Los Andes entre Arica y Copiapó, donde la precipitación anual va desde 0,5 mm a 16 mm. Las razones de esta extrema aridez son complejas y el resultado de varios factores interrelacionados. Estos incluyen la inversión de temperatura impulsada por la corriente fría de Humboldt que fluye hacia el norte y el Anticiclón Subtropical del Pacífico Suroriental. Este último es un centro de alta presión ubicado frente a las costas de Chile y Perú, y provoca una inversión térmica que evita que las nubes que se forman sobre el mar se desarrollen en altura, impidiendo así las precipitaciones. Además, la distancia considerable respecto al Océano Atlántico y el efecto de sombra de lluvia en el flanco occidental de los Andes, hace que llegue poca humedad desde el Atlántico, salvo en el Altiplano donde llueve en verano. La única agua disponible proviene de acuíferos alimentados por los Andes. Por lo general, el desierto hiperárido carece de vegetación, a excepción de arbustos dispersos, cactus, plantas perennes y anuales, las cuales están altamente adaptadas para evadir la aridez o para tolerarla. Los árboles como Prosopis tamarugo sobreviven en la Pampa aprovechando los acuíferos subterráneos relativamente superficiales (5-15 m).